Una niñera (o nanny en inglés) desempeña uno de los roles más importantes en el hogar, cuidando, ayudando a educar y tratando de mantener siempre seguros y con salud a los hijos de la familia. 

La cuidadora de niños es una profesional muy especial, una persona experta en el trato con los más pequeños, que ha de transmitir toda la tranquilidad y confianza a sus padres, sabiendo que están bien atendidos y en las mejores manos. Sienten pasión por su trabajo como algo vocacional y conocen muy bien la responsabilidad que se les ha encomendado y que han de estar muy alineadas con los valores y la educación que los padres desean inculcar y transmitir a sus hijos.

Si tienen que cuidar bebés o niños de muy corta edad, es muy recomendable y valorado que además posean una formación específica, como puede ser auxiliar de enfermería, puericultura y/o educación infantil.

 

Requisitos que debería de reunir una cuidadora de niños

Algunas capacidades y habilidades diferenciales y críticas a las que Emplea Hogar presta mucha atención en los rigurosos procesos de búsqueda y selección de estas candidatas tan demandadas son:

  • Experiencia contrastada como niñeras trabajando para otras familias con niños.
  • Personas cariñosas y dulces.
  • Muy pacientes, imprescindible para cuidar niños en cada momento del día e incluso ayudarles en su educación.
  • Muy comunicativas.
  • Muy proactivas y resolutivas para reaccionar bien ante situaciones difíciles o imprevistas (que siempre surgen en el día a día cuando menos se esperan), en las que hay que tomar decisiones rápidas en ausencia de los padres. 
  • Estables emocionalmente.
  • Organizadas y disciplinadas.
  • Buena capacidad de planificación y creativas, no solo, por ejemplo, para confeccionar los menús, sino para planificar diferentes actividades para los niños (educativas y de ocio), juegos al aire libre en un parque o en casa, manualidades, …, para tratar de mantenerles entretenidos y ocupados durante la mayor parte del día. 
  • Muy puntuales.
  • Atentas (siempre en “estado de alerta”)
  • Incluso es recomendable que las candidatas conozcan a los niños durante su entrevista (y los niños a ella), ya que va a ser la persona de máxima confianza de la familia y va a permanecer muchas horas con ellos.
  • Etc.

¿Cuáles son las funciones de una niñera?

Cada familia tiene unas necesidades diferentes que condicionan en cierta medida las tareas a llevar a cabo por parte de la niñera en su día a día en función de, entre otras razones, la edad de los hijos, la ubicación del colegio, las actividades preferidas por los pequeños, la alimentación y posibles restricciones en la dieta de algunos de ellos, los días de la semana (laborables o fin de semana), las características de la vivienda, si ambos padres trabajan y suelen viajar bastante o no, etc. 

No obstante, en líneas generales, un día habitual en la vida de una niñera podría ser el siguiente.

Dependiendo de las edades de los niños, el horario para levantarse de lunes a viernes suele estar entre las 6h y las 7h (si está contratada como empleada doméstica interna pernoctará en la misma casa), para prepararles con suficiente tiempo antes de ir al colegio. Los fines de semana y los meses de verano este horario puede cambiar ligeramente, ya que no será necesario madrugar tanto, aunque si los hijos de la familia son muy pequeños (para ellos no existen los hararios …), van a requerir de su atención y cuidados desde una hora muy temprana. Algunas de sus tareas principales y habituales son entre otras (tratando de ordenarlas según la hora del día):

 

  • Despertar a los niños.
  • Ayudarles a asearse y a vestirse (sobre todo a los más pequeños) con sus prendas (baby, uniforme, …), que pueden ser diferentes algunos días en función de las actividades extraescolares o deportivas.
  • Preparar los desayunos, comidas (salvo que coman en el colegio), meriendas y cenas, y tratar de que los niños se alimenten bien siempre y acaben sus platos, algo que todos sabemos que no es nada fácil. De hecho, no es solo cocinar de forma saludable, sino también planificar los menús diarios o semanales en función de edades, ciertos gustos, posibles alergias y problemas con algún ingrediente o alimento en el caso de algún niño, …
  • Ayudarles a preparar las mochilas, libros, material escolar, bebidas, bocadillos, snacks, etc.
  • Si es parte de sus funciones, llevarles al colegio y/o a la guardería y recogerles, bien en coche si dispone de carnet de conducir, o bien acercarles a la parada del autobús o caminando hasta la escuela si está relativamente cerca de la vivienda familiar.
  • En muchos casos, dependiendo de las edades de los niños, también tendrá que cuidar de un bebé durante el día tras llevar y recoger a los demás miembros de la familia.
  • Si dispone de tiempo durante las mañanas, que suelen ser muy estresantes y totalmente ocupadas en las primeras horas, y aún teniendo en cuenta que el cuidado y atención de los pequeños es la máxima prioridad (por esta razón es una niñera), podrá realizar labores domésticas tras dejarlos en sus centros educativos respectivos; tareas como la de recoger la cocina tras sus desayunos, limpiar y ordenar sus dormitorios, así como el lavado y planchado de sus prendas, que pueden llegar a ser bastantes cada día. Estas funciones a realizar dependen del acuerdo con cada profesional seleccionada y las tareas que se le hayan encomendado, ya que otras solamente trabajan como niñeras, y es posible que la familia disponga de otra empleada interna, externa o por horas, que sea la responsable de limpiar, cocinar y planchar, así como otras labores de mantenimiento diverso si son casas grandes o chalets. Esto va a depender mucho de las edades de los niños; si son muy pequeños la niñera casi se dedicará en exclusiva a ellos, pero si ya no necesitan su atención y cuidados de forma continua, entonces sí podrá realizar otras labores domésticas. 
  • Por las tardes y noches, aparte de preparar las cenas, se encargará de bañar a los más pequeños, ayudarles si es necesario con algunas actividades o tareas del colegio, leerles algún cuento antes de acostarse y ayudarles a dormir. 
  • Y finalmente, tras jornadas largas y agotadoras, preparará lo que sea necesario para el siguiente día (mochilas, libros, ropa de deporte, uniformes, calzado, etc.), con el objetivo de “ir ganando tiempo”.
  • Es habitual que también al final del día la niñera informe a los padres brevemente de cómo ha sido la jornada de los niños, si ha habido “normalidad” o alguno de ellos ha tenido algún problema (cuando son varios niños de cortas edades muy frecuentemente surgen dolores, golpes, catarros, …), si han comido bien, evolución de los estudios (ya que suelen ser la segunda persona de contacto de las familias con los centros educativos para informarles sobre exámenes, comportamiento de cada uno, participación en deportes, …), etc.

 

Desde Emplea Hogar esperamos que este post haya sido de gran ayuda. En nuestra agencia contamos con un gran número de profesionales con experiencia que se encargarán del cuidado de tus hijos, lo más importante para todos los padres y familias. Si tienes alguna pregunta o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros  ¡Estaremos encantados de ayudarte!

 

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola!

¿Necesitas ayuda sobre los servicios de Emplea Hogar?