Cuidar de nuestros hijos mientras trabajamos, realizamos otras labores o incluso queremos disfrutar de un rato de tiempo libre es una tarea que puede ser muy complicada si no contratamos los servicios de una persona que se encargue de esta labor tan importante durante nuestra ausencia.

Una cuidadora de niños es una profesional muy especial, una persona experta en el trato con los más pequeños, muy resolutiva, que ha de transmitir toda la tranquilidad y confianza a sus padres, sabiendo que están bien atendidos y en las mejores manos hasta su regreso. Son personas que sienten pasión por su trabajo y son bien conocedoras de la responsabilidad y dificultad que todo eso conlleva, ya que además de realizar sus tareas habituales, han de estar muy alineadas con los valores y la educación que los padres tratan de inculcar y transmitir a sus hijos.

No obstante, antes de comenzar el proceso de búsqueda es imprescindible tener muy claro cuales son nuestras necesidades y, en función de las mismas, saber si estamos hablando de una niñera, perfil más cualificado, o bien de una canguro, ya que, aunque muchas veces se tienden a utilizar las expresiones “canguro” y “niñera” de forma indistinta, la realidad es que existen diferencias entre canguro y niñera (aunque lógicamente las dos estén relacionadas con el cuidado de los niños). A continuación, te describimos las funciones principales de cada una de ellas, para tratar de ayudarte.

 

¿Qué tareas tiene una niñera?

La niñera (nanny  en inglés) es la persona que se dedica a cuidar a los niños de una familia de una manera permanente, contratada con un horario regular fijo establecido, responsabilizándose de ellos normalmente cuando los padres no se encuentran en casa. El trabajo de la niñera no es sólo el de cuidar y “vigilar” a los niños, sino que se encarga de numerosas tareas como, por ejemplo: apoyarles en su educación y estudios, asearles y bañarles si todavía son pequeños, vestir, levantar y acostar a los peques (si es interna), preparar y darles desayunos, comidas, meriendas y cenas, llevarlos y recogerlos a diario del colegio o de actividades deportivas y, habitualmente, también realiza labores domésticas del hogar como la limpieza y orden de sus habitaciones, lavar y planchar su ropa, jugar con ellos e incluso ayudarles en algunos de sus deberes y tareas cotidianas. Si tienen que cuidar de bebés o niños de muy corta edad, es muy recomendable y valorado que posean una formación específica, tal como auxiliar de enfermería, puericultura y/o educación infantil.

Pueden trabajar como externas (media jornada o jornada completa) o como internas, en cuyo caso prácticamente se convierten en un miembro más que convive con la unidad familiar, por lo que es crítico hacer un proceso de selección muy riguroso y exhaustivo, contrastando referencias y experiencia desempeñando esa labor previamente, y que incluso conozcan a los niños durante la entrevista, ya que va a ser la persona de nuestra máxima confianza, que va a permanecer muchas horas con ellos.

Otras características y valores diferenciales a los que EMPLEA HOGAR presta mucha atención en los procesos de búsqueda de estas profesionales tan demandadas son que tengan clara vocación por el cuidado infantil, cariñosas, comunicativas, muy proactivas y resolutivas para solucionar y reaccionar bien ante cualquier imprevisto (que siempre surgen en el día a día cuando menos se esperan), muy responsables, puntuales, atentas y minuciosas, ordenadas y disciplinadas.

 

¿Qué funciones tiene una canguro?

A diferencia de las niñeras, los servicios de un o una canguro (babysitter en inglés), son requeridos para necesidades puntuales o imprevistos en los que los padres no pueden estar en casa por diferentes razones, principalmente por las noches y sobre todo durante los fines de semana (cenas, reuniones de trabajo que se alargan, viajes, eventos, …).

Suelen trabajar por periodos cortos de tiempo, por lo que su sueldo se calcula en base a las horas dedicadas, y su labor consiste básicamente en vigilar y entretener a los niños o, si están durmiendo, permanecer en la vivienda hasta la hora fijada de regreso de los padres.  Es decir, la figura de la canguro está más relacionado con el concepto de seguridad durante unas horas, más que con el de la educación de los niños.

Normalmente se suele recurrir a chicos o chicas jóvenes y estudiantes y/o monitores de tiempo libre con disponibilidad horaria para realizar este trabajo y que idealmente residan cerca de la vivienda, para poder disponer de ellos antes cualquier imprevisto. Por esta razón. las cualidades fundamentales de una canguro deben ser la responsabilidad, la confianza que transmite a los progenitores y su vocación, que disfruten acompañando a los peques, cualidades diferenciadoras que hace que cuando trabajan bien, las familias recurran a ellas con frecuencia y además se las recomienden a otras familias amigas.

¿Qué son las AU PAIR?

Cuando las familias buscan algo diferente a una niñera o a una canguro, con el objetivo de aprovechar para que sus hijos puedan practicar otro idioma, recurren a una “au pair”, jóvenes extranjeras, generalmente estudiantes, las cuales suelen buscar este tipo de trabajo para mejorar sus conocimientos de la lengua, cultura y costumbres del país local durante sus meses de estancia y, a cambio de un pequeño salario, alojamiento y alimentación, ayudan en el cuidado de los pequeños y en algunas tareas domésticas puntuales. Pero las responsabilidades, formación, horarios y relación contractual nada tienen que ver con las expuestas anteriormente para los puestos de canguro y, sobre todo, el de niñera profesional, que es el que habitualmente solicitan los clientes de EMPLEA HOGAR.

 

Si estás en busca de una persona con experiencia para cuidar de tus hijos, en Emplea Hogar podemos ayudarte a encontrar a la candidata ideal para ti y tu familia. ¡Contáctanos!

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?