La lavadora es posiblemente el electrodoméstico más importante de la casa, por lo que es imprescindible realizar con frecuencia una buena limpieza y mantenimiento de la misma si deseamos que nos dure mucho tiempo y funcione perfectamente, además de ayudarnos a ahorrar luz y agua, ya que de otro modo se utiliza más detergente y se han de programar ciclos más largos (porque ya no lava bien en condiciones normales).

Sorprendentemente, hay bastantes personas que incluso creen que la lavadora se limpia sola a la vez que lava nuestras prendas, pero, muy al contrario, ésta necesita de unos cuidados específicos, ya que lógicamente va acumulando bacterias, olores, suciedad e incluso moho, debido a que se encuentra húmeda durante mucho tiempo de su vida útil. 

Existen productos limpiadores especiales para lavadoras que podemos adquirir en cualquier supermercado o droguería, pero en este artículo también queremos contarte cómo puedes llevarlo a cabo utilizando productos más naturales y económicos que siempre tenemos en casa, como el vinagre, que es muy eficaz y un excelente limpiador, que además de desinfectar ayuda a desincrustar la suciedad acumulada y a eliminar el moho y los malos olores.

 

Mantenimiento adecuado para la lavadora

A continuación, te damos unas ideas y recomendaciones sencillas para asegurar que cuidamos y mantenemos en óptimas condiciones todos los elementos principales de la lavadora: el tambor, el filtro, la goma y el cajetín

Limpieza del tambor

Para la limpieza de este elemento podemos añadir un chorrito de vinagre blanco en el dispensador del detergente y seleccionar un ciclo de lavado normal a más de 30º con el tambor vacío. Una vez finalizado este ciclo, haremos otro ciclo corto con trapos o paños usados para conseguir enjuagar bien toda la superficie. Este proceso debemos hacerlo con cierta frecuencia.

Limpieza del filtro

La recomendación de todos los fabricantes es limpiarlo al menos dos veces al año, para evitar una acumulación excesiva de la cal del agua, de restos y suciedad como pequeños trozos de tejido, pelusas, trozos de papel o hasta botones, horquillas, etc., que tras quedarse en el tambor acaban finalmente en el filtro. 

En primer lugar, debemos de desenchufar la lavadora, tener a mano una fregona o poner una toalla o trapo grande en el suelo para recoger el agua acumulada que pueda verterse y extraerlo. Lo más efectivo es meter el filtro en un barreño o recipiente con agua templada o caliente y vinagre o un poco de jabón durante unos minutos, para posteriormente enjuagarlo debajo del grifo del fregadero, secarlo y volver a colocarlo.  

Es importante recordar y más aún en la actualidad debido a los elevadísimos costes de la luz, que un filtro limpio ayuda a ahorrar energía, ya que se llega a consumir hasta un 20% menos que cuando se compara con un filtro sucio y con mucha cal.

Limpieza de la goma o junta 

La goma es un elemento en el que, aparte de la humedad, se acumula jabón, y en los pliegues de la misma es donde suelen aparecer los hongos, que además de bacterias, provocan los malos olores habituales. Por esta razón, es muy importante tratar de limpiarla una vez al mes, algo que no se suele hacer en la mayoría de los hogares. 

En primer lugar, muy importante, para que la junta se mantenga lo más seca posible, cada vez que finalice un programa de lavado y abramos la puerta, deberemos de dejarla abierta durante varias horas, de modo que se ventile y salga del interior del tambor todo el calor y la humedad lógicamente acumulada, hasta secarse.  

Para su limpieza, en un recipiente ponemos agua caliente y vinagre (aproximadamente una parte de vinagre por cinco de agua) más una cucharada de bicarbonato, o bien un producto limpiador específico diluido en el agua, y lo aplicamos cuidadosamente sobre la goma para ir extrayendo la suciedad con cuidado con un cepillo pequeño, después aclaramos con un paño mojado con agua y finalmente la secamos con otro paño.  El bicarbonato funciona muy bien para absorber los malos olores. 

Solo de esta forma conseguiremos que los restos no se vayan quedando pegados a la goma y que con el tiempo sean más difíciles de retirar, lo cual en numerosas ocasiones provoca que tengamos que llamar a un técnico de la marca para sustituirla por otra nueva, con el consiguiente gasto que esto supone.

Limpieza del cajetín o cubeta

El cajetín contenedor del detergente, la lejía y el suavizante también acumula con el tiempo restos de estos productos químicos, así como moho y bacterias. En este caso, es tan sencillo como sacarlo siguiendo las instrucciones del manual de la marca, ponerlo también sumergido en agua templada y un poco de vinagre hasta que comprobemos que la cubeta está perfectamente limpia, la enjuagamos, secamos con un trapo y volvemos a colocarla en su lugar.  Está recomendado hacerlo al menos una vez cada tres meses.  

 

Otros consejos para un buen mantenimiento de la lavadora y ahorro de energía

 

  • Programar preferentemente ciclos cortos y de agua fría, ya que el mayor porcentaje de consumo eléctrico al utilizar la lavadora es debido a la energía que se utiliza para calentar el agua.
  • Tratar de poner la lavadora en las franjas horarias en que la luz tenga menor coste (en realidad cuando sea “menos cara”), que en la actualidad es a partir de las 12 de la noche, aunque ya sabemos que muchas veces no es posible o conlleva una incomodidad añadida.
  • No llenarla al máximo de la capacidad del tambor, ya que lavará peor las prendas y muy posiblemente tengamos que volver a repetir con otro ciclo de lavado.
  • Emplear la cantidad de detergente y suavizante recomendado por cada fabricante, para evitar que un exceso de los mismos pueda dañar a algunas prendas más delicadas y, sobre todo, influya en el funcionamiento correcto de este electrodoméstico.

 

Si te han parecido útiles estas recomendaciones pero necesitas una ayuda en las labores del hogar, en Emplea Hogar estaremos encantados de asesorarte y encontrar a la persona más adecuada para ti y tu familia. ¡Contáctanos y no te preocupes tanto de las tareas de la casa!

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?