La plata es un material muy utilizado tanto para joyas como para adornos, marcos de fotos y otros elementos. Si tienes algún objeto de plata sabrás que con el tiempo tiende a oscurecerse, lo que llamamos «envejecer». Esto se debe a que se generan reacciones químicas en contacto con la atmósfera que hace que estos objetos se tornen de un color más negro. Eso no significa que la vajilla, el marco o la joya de plata ya no sirva, sino que debemos tratarla para devolverla a su estado original. Existen ciertos pasos que debes seguir si quieres recuperar el aspecto de tus objetos de plata. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos a continuación.

Cómo limpiar la plata: pasos

No existe un sólo método para limpiar la plata y devolverla a su estado original. Existen multitud de trucos para llevar a cabo esta tarea, y todas suelen surtir efecto.

El truco más utilizado para limpiar la plata es el bicarbonato, ya que se trata de un limpiador natural que podemos encontrar en casa fácilmente. Para limpiar tus objetos de plata con bicarbonato, tan sólo tendrás que seguir los siguientes pasos:

1. Lava con agua y jabón los elementos de plata que quieras devolver a su estado original.

2. Pon un cazo o una olla con agua a hervir. Posteriormente, cuando el agua esté caliente, añádelo al bicarbonato. Las cantidades no tienen porqué ser exactas. Lo importante es formar una pasta con ambos elementos con la que limpiaremos los objetos. 

3. Coge un cepillo de dientes o un objeto similar y utiliza la pasta de agua con bicarbonato para frotar con suavidad nuestro marco de fotos de plata, joyas o vajilla. Frota pero intenta no hacer demasiada fuerza para no rayarlos. 

4. Cuando hayas terminado, tan sólo tendrás que enjuagarlos con agua y ponerlos a secar.

Este es uno de los métodos más efectivos para deshacernos de ese color negruzco que se ha asentado en nuestros objetos de este material. Existen otras opciones como limpiar la plata con papel de aluminio y sal o con pasta de dientes. Realmente, tendrás que seguir los mismos pasos que hemos explicado pero utilizando los materiales necesarios en cada caso.

Consejos para limpiar la plata

Lo primero será prevenir que nuestros objetos de plata se deterioren, y para ello es recomendable no amontonarlos. Lo mejor es que cada uno, independientemente de su naturaleza, ocupe un lugar separado del otro. De esta manera evitarás que la vajilla o las joyas se rayen y pierdan su valor.

Por otro lado,si hablamos de joyas pequeñas y delicadas, no te decantes por métodos que puedan dañar otros componentes. Es decir, si lleva pequeñas perlas, no utilices algunos métodos como el amoníaco, ya que hará que pierdan su propiedades y se dañe la joya. También debes tener esto en cuenta con el tipo de objeto que utilices para limpiarlo. Los cepillos en general son más agresivos que los paños, aunque no limpien de la misma manera. Ante la duda, lo mejor es que optes por un paño o gamuza con el tipo de solución para limpiar la plata. De esta manera, te asegurarás de no dañar el material.

Por último, es importante conservar la plata en buen estado utilizando algún truco de limpieza de vez en cuando. De esta manera, estarán siempre relucientes y como nuevos.